RESPONSABILIDAD Y BIENESTAR ANIMAL

Las prácticas diseñadas para promover un buen nivel de bienestar animal a menudo conducen a mejoras en la crianza:

• Seguimiento de un veterinario.

• Siga los protocolos de vacunación.

• Buenas técnicas de manipulación y buenas condiciones de higiene y limpieza para el desarrollo de la creación.

• La provisión de dietas adecuadas y agua limpia ayuda a mantener la salud de los animales.

• Realizar exámenes para preservar enfermedades (como displasia de cadera, CEA, entre otras) para brindar mayor longevidad a los perros. Un mejor cuidado por parte de los criadores de sus animales mejora el potencial para el diagnóstico temprano de enfermedades, aumentando así la posibilidad de una intervención efectiva.

• Brindar ambientes seguros y confortables. Proporcionar un espacio adecuado para prevenir enfermedades y muertes relacionadas con el hacinamiento.

• Los animales no deben sufrir hambre prolongada.

• Los animales no deben sufrir de sed prolongada.

• Los animales deben estar cómodos, especialmente en sus áreas de descanso.

• Los animales deben estar en un ambiente con temperatura adecuada.

• Los animales deben tener espacio para moverse libremente.

• Los animales no deben sufrir dolor como resultado de un manejo inadecuado.

• Los animales deben poder mostrar comportamientos naturales, amistosos y sociales.

• Los animales deben poder participar en otros comportamientos naturalmente deseables, como la exploración y el juego.

• Las buenas interacciones entre humanos y animales son beneficiosas para el bienestar animal.

• Los animales no deben experimentar emociones negativas como miedo, estrés y frustración.

BEMESTAR.png